>> Volver a Tenniscom.com
1935
Juegos Olímpicos. Medidas recomendadas por el Comité Internacional

Cómo combatir el semi-profesionalismo

Con el fin de luchar contra el semi-profesionalismo en aumento, el C.I.O. transmite a las autoridades deportivas internacionales las recomendaciones siguientes:

1º. Toda correspondencia y negociación relativa a los encuentros y giras de deportistas al extranjero, deben ser realizadas por la federación nacional del país, de los concurrentes y la federación nacional del país visitado.

2º. Todo pago de gastos realizados no debe ser hecho a los concurrentes sino a la Federación de su país.

3º. El reembolso de gastos de viaje y otros del concurrente debe ser efectuado, siempre que ello sea posible, no en especies sino en efectos, es decir, en provisión de pasajes, alojamiento, etc.

4º. Para asistir a un concurso o para volver de él, un amateur no puede aceptar ni recibir de manera alguna, dinero ni otra ventaja pecuniaria que exceda sus gastos realizados por el transporte, la alimentación y el alojamiento. En ninguna circunstancia la suma pagada o sobrante, como gastos de viaje, debe sobrepasar el valor de un pasaje de 2º clase en ferrocarril y de 1º clase en vapor y una libra esterlina oro por día para alimentación y alojamiento.

5º. La duración de la competencia en el extranjero no debe sobrepasar de 21 días por año a contar del 1º de enero. Queda excluida de esta regla el tiempo necesario para la participación en los Juegos Olímpicos, campeonatos oficiales internacionales y encuentros internacionales donde las federaciones hagan representar oficialmente su país ya sea individualmente o por equipos.

6º. Con el fin de mantener intacta la elevada fuerza moral y deportiva de los Juegos Olímpicos -la más grande manifestación de deporte amateur del mundo- parece conveniente atraer nuevamente la atención de todas las autoridades deportivas internacionales sobre la importancia y el alto valor de las dos garantías principales del amateurismo: la verificación de la firma de las inscripciones del punto de vista amateur y el juramento prestado por los concurrentes.

a) Las Federaciones Internacionales deportivas, los Comités Olímpicos nacionales y las Federaciones Nacionales deportivas, quedan invitadas a rehusarse de una manera formal a visar toda inscripción a los Juegos Olímpicos si el deportista en cuestión ha transgredido en lo más mínimo las reglas del amateurismo. Que dejen de lado todas consideración nacional y que no consideren sino los altos principios del amateurismo y el honor de los Juegos Olímpicos.

b) Todos los Comités Olímpicos Nacionales deben informar nuevamente a todos los deportistas de su país la importancia del juramento olímpico y la vergüenza que para ellos representa hacer una falsa declaración, dado que un juramento falso lleva el deshonor no solamente sobre el individuo sino sobre la bandera que él defiende.

7º. Desarrollar por todos los medios posibles la educación física en las escuelas, los colegios, las universidades de los países donde ello esté descuidado, a fin de facilitar el reclutamiento olímpico entre la juventud.

8º. Llegar a un acuerdo con los dirigentes de deportes universitarios para que sus campeonatos sirvan, como las demás pruebas, al entrenamiento preparatorio para los Juegos Olímpicos.

9º. Está prohibido a los amateurs intervenir contra los profesionales, sin autorización especial concedida para cada prueba por la Federación Nacional de quienes dependan y solamente con una finalidad benéfica o patriótica.



© Eduardo Puppo 2013


IR INDICE


Los jugadores considerados "aficionados" (como en la foto los argentinos Adelmar Echeverría y Héctor Cattaruza en 1936) tenían estrictamente prohibido aceptar dinero u otra ventaja pecuniaria que excediera sus gastos de transporte, alimentación o alojamiento en cada de viajar.