/ Visitas
clocks for websitecontadores web
Juniors

• El chileno Patricio Rodríguez (capitán), junto a Fernando Dalla Fontana, Alejandro Gattiker y José Luis Clerc. Los campeones de la tradicional Copa Galea para juveniles, en 1977.


Copa Galea 1977 para menores de 21 años
Primera consagración juvenil argentina por equipos

En una temporada muy especial, plagada de éxitos, el tenis argentino también tuvo presencia internacional entre los juveniles. En 1973 se montó la escuela oficial de la Asociación Argentina de Tenis y sus conductores fueron Alejandro Echagüe en lo técnico y Juan Carlos Belfonte en el asepcto físico, asistidos por el exjugador chileno Patricio Rodríguez. La base original tuvo como sede el Belgrano Athletic Club y luego se trasladó al Tenis Club Argentino. Comenzaron a registrarse resultados alentadores de la mano de José Luis Clerc, Fernando Dalla Fontana, Alejandro Gattiker, Eduardo Bengoechea y Enrique Caviglia, entre otros. Los primeros tres, junto a Rodríguez, fueron los seleccionados para viajar a Europa para intervenir por cuarta vez en la historia en la Copa Galea, considerada como la máxima competencia por equipos para menores de 21 años.

Desde 1950 el título siempre había quedado en aquellas tierras, hasta que en 1977 la fortaleza de un grupo de chicos argentinos se hizo escuchar. En Montecattini, Italia, se jugó la fase inicial del torneo, las eliminatorias. Argentina venció a Canadá 5-0 y a Italia 4-1 y obtuvo el derecho de jugar en el Sporting Club de Vichy, en el centro geográfico de Francia. Allí comenzó el camino hacia el título. Derrotaron a España, por 3-1 y luego, en la definición, consiguieron un increíble triunfo contra Francia, por 3-2, tras ir en desventaja de 0-2 después de los singles de apertura.



• José Luis Clerc –de espaldas– y Alejandro Gattiker al derrotar a Dominique Bedel/ y Yannick Noah 2-6, 4-6, 7-5, 6-1 y 6-4 para comenzar a dar vuelta la final de la Copa Galea 1977.

Pero la subyugante historia tuvo ribetes dramáticos. El santafesino Dalla Fontana, poseedor de un drive descomunal, fue el primero en jugar el martes 2 de agosto, un día soleado y caluroso. Y no le fue bien. Estuvo nervioso, atado. Enfrente, Christophe Roger Vasselin aportó su granito de arena a la causa gala venciéndolo en cuatro sets, esquivando aquel drive y presionando sobre el revés. “Yo estaba sin confianza -rememoró Dalla Fontana años más tarde- porque no había jugado bien los partidos anteriores a la final. Algunos de nuestros rivales tenían más experiencia, como los españoles Luna y Vizcaíno, que ya habían ganado la Galea y poseían algunos puntos de ATP, como también Vasselin y Casa. Por otra parte, si bien existía cierta rivalidad entre Batata y yo, pero creada fundamentalmente por la gente y los medios, porque éramos los chicos con mayor proyección, en Francia formábamos un equipo en serio. Al tener un capitán tan experimentado como el Pato Rodríguez, lo más importante era ganar. Estábamos totalmente solos y teníamos que ayudarnos entre nosotros. Rodríguez no era sólo un entrenador al cual respetábamos, sino también un amigo. Fue vital que la AAT nos haya mandado tres meses antes de la Copa Galea a Francia, junto con él, para jugar diferentes torneos, entrenarnos y unir al grupo. Fue un proceso largo para llegar a formar un conjunto tan compacto”.

Faltaban otros cuatro parciales y en el turno de Clerc, que con su habitual optimismo y un ímpetu imparable salió decidido a igualar, todo pareció desmoronarse: Christophe Casa, el mejor juvenil francés, le propinó un duro golpe, también en cuatro sets, aplicándole la primera y única derrota en el certamen. ¿Qué había pasado? El fervor no acompañó a los números e incluso sin jugar mal el 2-0 quedó en posesión de Francia. Fue el principio de una gran gesta deportiva.

Rodríguez recuerda un hecho clave que precedió a la gloria: “Después de un día muy difícil, tras caer en los dos singles, los organizadores me avisaron que estábamos invitados a la cena oficial. Era la noche previa al doble. Yo le sugerí a los chicos que no fueran, que se concentraran y se acostaran temprano, para descansar lo máximo posible. ¿Por qué les dije eso? Simplemente porque aún no habíamos perdido. Si asistíamos todos y teníamos una velada amistosa y de distensión, era como dar por sentado que ellos se acercaban al título. El equipo francés fue completo e incluso, en el discurso, ya hablaban como que la copa quedaba en su casa. Horas después el rumbo de la historia comenzó a cambiar”.

En el doble, con más calor aún, Clerc y el “Colorado” Gattiker -que más adelante sería capitán del equipo argentino de Copa Davis- llegaban invictos y muy seguros como dupla, ya desde los tiempos del Club San Fernando. Quedó grabada una frase de Clerc que cruzó el océano a través de los cables informativos: “Ganamos nosotros, en el doble los franceses van a empezar a perder”. Pero la primera hora fue un desastre: 6-4, 6-2 y 3-4 para los locales, que tenían el servicio. El moreno Yannick Noah, de 17 años, formó con Dominique Bedel. Estaban a solo tres games de recuperar el trofeo que no atesoraban desde 1971. “Batata” en el revés y Gattiker en el drive lograron quebrarle al futuro campeón de Roland Garros, igualar en cinco, ganar el tercero y luego los dos siguientes. “Sí, la cosa se había complicado -recordó Clerc- pero con el Colo, además de ser en ese momento mi mejor amigo, casi como mi hermano, jugábamos siempre juntos y nos entendíamos perfecto. Después de estar dos sets abajo el Pato nos indicó que metiéramos más primeros saques y luego continuar la jugada, mantener más la pelota. Y así lo dimos vuelta, con sufrimiento pero con la seguridad de saber que no estaba tan lejos la victoria”.

En el aire flotaba fragancia a hazaña. El capitán francés, Patrick Beust, ya mostraba cierta preocupación. En el cuarto punto Clerc salió como una tromba aunque descontrolado. Desde la base, Roger Vasselin lo contuvo unos minutos y lo manejó arrebatándole por 6-3 el primer set. Hasta allí avanzó: todo lo demás fue del rapado argentino, que aún cumpliendo el servicio militar pudo representar de la mejor manera a su país, gracias a un pedido de la AAT a las Fuerzas Armadas que facilitaron su viaje al igual que el de Dalla Fontana. Golpes ganadores de ambos lados, ritmo vertiginoso, aces, potencia incontenible. Fue demasiado.

El marcador de la serie quedó 2-2. La gente, desde las tribunas, no daba crédito a tal recuperación. Faltaba un paso. Era para cualquiera. “Cuando quedamos en desventaja en el doble -prosiguió Dalla Fontana- realmente pensé en lo peor, que era muy difícil poder dar vuelta ese resultado. Pero Batata y el Colo se entendían muy bien. El Pato fue primordial para dar vuelta este resultado ya que nos alentaba continuamente y nos hacía sentir importantes. Yo entré con la serie igualada y no me sentía cómodo. El Pato, antes del partido, me dijo 'corré todas las pelotas y metela como sea'. Promediando el tercer set Casa se acalambró de los nervios que tenía y ahí terminé de creer que podíamos salir campeones del mundo. El aliento de Batata y el Colorado fue una ayuda crucial para que yo ganara el último punto”.

Dalla Fontana y Casa, efectivamente, definieron la 28º edición de la Copa Galea y quien más sintió la presión fue el local. El argentino pegó como si nada pasara, como en sus mejores tardes de entrenamiento. Jugó el mejor partido de su gira europea y el resultado fue indiscutido, con un triunfo en sets corridos. “El Dalla estaba atrapadísimo -acotó Clerc- porque no venía pegándole bien, no le salía nada. El Pato lo agarró y le dijo que tirara todo para arriba y cumplió: las pelotas caían mojadas… En aquel momento teníamos una gran rivalidad deportiva con Fernando, pero a partir de la Galea, al menos para mí, hubo más unión entre todos y hasta nos tiramos a la pileta del club viviendo un momento muy lindo para lo adolescentes que éramos. Fue muy emocionante ganarla, pues en aquellos años se consideraba un torneo relevante para los que recién comenzaban en el tenis de alto nivel. Luego, con el profesionalismo, quedó un poco perdida en la memoria. Servía para observar a los posibles buenos jugadores del futuro, porque cada equipo representaba una selección de lo mejor de cada país”.

Dalla Fontana guarda sensaciones parecidas: “El festejo también fue inolvidable. Apenas ganamos el último punto todos nos abrazamos y como era costumbre entre los ganadores, nos arrojamos a la pileta vestidos. Esa misma noche viajé en tren para ir a otro torneo y recién ahí, analizando todo lo vivido, me di cuenta realmente de lo que habíamos logrado. No pude pegar un ojo en toda la noche. Creo que para mi carrera, tanto en el aspecto tenístico como el publicitario, fue lo más importante. Después de este triunfo éramos conocidos en todos los clubes de Francia, especialmente por la televisación. Salimos en todos los medios en Argentina y tuvimos muchos reconocimientos. Yo me sentía contentísimo de haber aportado ese punto definitorio para mi país y mis compañeros. Siempre que jugué sudamericanos, interclubes o Copa Davis, rendí aún más que en individuales ya que me gustaba formar parte de un grupo y valoraba muchísimo el hecho de haber sido convocado”.

Se desató esa euforia sin límites para los cuatro corazones que nunca dieron por perdida la final. En aquel concepto inicial de los componentes del conjunto, basado en el espíritu de equipo, se construyó uno de los mojones del tenis nacional. “Pasamos días excelentes -finalizó Dalla Fontana- divirtiéndonos para aflojar la tensión pero de manera muy natural. Por ejemplo, en las comidas, el Pato nos decía 'pónganle bastante sal', entonces durante un par de almuerzos Batata nos sorprendía con alguna broma: desenroscaba la tapa del salero dejándola floja, por lo tanto, al que primero lo tomaba y se servía, se le caía toda la sal en el plato... Los otros tres se mataban de risa. También recuerdo que la final fue televisada para Francia y entre el público asistente en el club había un sólo argentino, Eddie Kerner, un muchacho amigo, socio del BALTC, que estaba de paseo por Europa y cuando se enteró fue a vernos”.

Gattiker también realizó una pintura, a la distancia, del acontecimiento: “Obviamente sabíamos que sería una final abierta para cualquiera y, aun después del 0-2 del primer día, creíamos que teníamos posibilidades. Había muy buena onda entre los cuatro y estábamos muy motivados. En el doble volvimos desde muy lejos, es cierto. Fue emocionante casi todo el partido. Los franceses, obviamente, me jugaban más a mi. Y tanto me jugaron que terminé por entrar en ritmo y a errar muy pero muy poco. Batata ya era un excelente tenista, muy potente, principalmente de fondo. Y como yo me movía bastante bien adelante, nos complementamos. Cuando estábamos tan abajo el Pato nos dijo que, aunque nos tocara perder, teníamos que hacerle las cosas lo más difíciles posible a ellos, que siempre es complicado cerrar partidos como esos. Y que sigamos hasta el final con todo. Buenos consejos sin lugar a dudas. Recuerdo que tuve que sacar para cerrar el partido y Batata se cruzó bárbaro en las últimas dos pelotas. Cuando ganamos juro que no hubo mucho festejo, porque a la mañana siguiente teníamos que viajar a otro torneo: pileta, una linda cena y a seguir compitiendo”, contó.

Refrescaron sus ilusiones en el agua francesa, convencidos de que el tenis argentino aseguraba su porvenir y que, de Vichy en adelante, todo sería muy distinto: ellos, juveniles exitosos, debían experimentar el salto a mayores y afrontar obligadas derrotas y frustraciones. La difícil transición recién comenzaba.

Copa Galea 1977 - Campaña argentina

Argentina 5 - Canadá 0
Fernando Dalla Fontana a John Picken 6-1 y 8-6; Alejandro Gattiker a Josef Brabenec 6-4 y 6-1; José Luis Clerc a Picken 6-3 y 6-4; Dalla Fontana a Mahadi 6-1 y 6-4; Clerc/Gattiker a Picken/Brabenec 6-3, 6-4 y 6-2

Argentina 4 - Italia 1
Dalla Fontana a Franco Merlone 10-8 y 6-3; Clerc a Gianni Ocleppo 6-3 y 6-4; Vittorio Magnelli a Dalla Fontana 9-7, 1-6 y 6-4; Gattiker a Famiano Meneschincheri 3-6, 6-3 y 6-3; Clerc/Gattiker a Ocleppo/Merlone 4-6, 6-3 y 6-4

Argentina 3 - España 2
Clerc a Fernando Luna 8-6 y 6-2; Roberto Vizcaino a Dalla Fontana 6-2 y 6-1; Luna a Gattiker 8-10, 8-6 y 6-4; Clerc a Vizcaino 8-6 y 6-2; Clerc/Gattiker a Lorenzo Fargas/Juan Carlos Andrade 6-2, 7-9, 3-6, 6-3 y 6-2

Final
Argentina 3 - Francia 2
Christopher Roger-Vasselin a Dalla Fontana 6-4, 1-6, 6-4 y 6-4; Christopher Casa a Clerc 6-3, 7-5, 2-6 y 6-4; Clerc/Gattiker a Dominique Bedel/Yannick Noah 2-6, 4-6, 7-5, 6-1 y 6-4; Clerc a Roger Vasselin 3-6, 6-0, 6-3 y 6-4; Dalla Fontana a Casa 6-3, 7-5 y 6-3

© Copyrigth Eduardo Puppo - Prohibida su reproducción
Fotos gentileza: El Gráfico/Historia del tenis en la Argentina





Volver a página principal
Acerca del autor
CONTACTO


ATAJOS RECOMENDADOS

INFO >>

Menores AAT
Seniors AAT
AAT Interclubes
AAT Area Amateur
AAT calendario nacional

WTA rankings
WTA calendario

ATP rankings
ATP calendario
ATP challengers
ATP cuadros y orden
ATP Champions Tour
ATP resultados archivo

ITF Women's/Futures

SCORES en vivo


SERVICIOS >>

Const. canchas
Accesorios
Prof. Alejo Russell
Tenis Argentina (TA)
Tenis Argentino
Tenis Registrado
EAPT
IDTC
Prof. Sudamericano
PTR
CIRCUITO TENIS (amateur)
Clubes Arg.
Reglamento ITF
Vocabulario
Tenis para ciegos ARG
ANUNCIAR Tenniscom.com

SOLIDARIOS >>

Fund. D. Nalbandian
Fund. Baccigalupo
Un techo para mi país

SITIOS INTER.
>>

Australia
Roland Garros
Wimbledon
US Open
FIT
COSAT
Copa Davis
Fed Cup
Club Internacional (CI)
Clubes Centenarios
Steve G (estadísticas)

SITIOS AMIGOS
>>

TENIS SPORTS
Fuebuena.com.ar
Revista GRIP
Vilas.com
Bud Collins
Primer Servicio
Blog de Maller
Tennis7
La legión argentina
Tiro Ganador
Tenis que no vemos
Segundo Saque
Te.Me.Na
Next Tenis
A Pleno Tenis
Tenis Digital
Tenis.com.ar
A Todo Tenis
Top Tenis
Teenis (menores)
Tenis en red
Diana Gabanyi
Ubitennis (español)
Planeta Tenis (español)
Tennisthis


FOTOS >>

Ron Angle/Beimages
(World Wide)
Mariano Abad
(Francia)
Sergio Llamera
(Argentina)
Fotosports
(Gran Bretaña)


ALGUNOS TWITTERS

@thetennisbase
@YASportsLAT
@sabatinigabyok
@AATenis
@Tenisports
@SegundoSaqueTV
@ZubiTennis
@christophclarey
@joseluisd
@unmoroenlacosta
@GuilleSalatino
@ccervino
@guillecapora
@MallerMarcelo
@gonbonadeo1963
@sebatorok
@marcelogantman
@QuiqueCano
@dannymiche
@pviola14
@marcos_z
@goitiatenis
@BATennisCom
@jorgeviale
@ArgentinaOpen
@sebastianfest
@Edu_sport
@TomasRodriguezC
@almoznychiche
@GimenezSole
@aleklap
@RevistaGRIP
@ETQNV
@FootFaultMgz
@LaLegionARG
@Diego_Hartfield
@picomonaco
@guillecoria
@JuanIChela
@delpotrojuan
@zabala7
@MinuMiniussi
@MJaite64
@christophclarey
@javifranatenis
@gastongaudio
@MVassalloA

© Copyright 1999-2016 - EP PRESS Argentina/Eduardo Puppo | Todos los derechos reservados | Fotos © Ron Angle / Miguel Angel Zubiarrain / Art Seitz / Sergio Carmona / Mariano Abad / Sergio Llamera / Tenniscom.com / Fotosports | AVISO LEGAL: nuestra política de contenidos (leer antes de utilizar el sitio)