/ Visitas
clocks for websitecontadores web
Copa Davis/Argentina

• El equipo español campeón de la Copa Davis 2008, en Mar del Plata: Marcel Granollers, Feliciano López, Fernando Verdasco, David Ferrer y Emilio Sánchez Vicario (capitán).


Argentina vs. España 2008
La gran final en Mar del Plata con disputas internas
Y la historia siguió siendo un sueño

Qué bueno sería recuperar de aquellas antiguas películas una máquina del tiempo y contar con la posibilidad de barajar y dar de nuevo. Una segunda oportunidad para analizar los por qué de las cosas y buscar el mejor camino, el menos espinoso al menos, para llegar al éxito. Lo que sucedió el ultimo fin de semana de noviembre de 2008 en la perenne ciudad de Mar del Plata bien podría servir de plataforma para esa imposible chance de aplicar un “undo” a los momentos de la vida.

La larga lista de imponderables que se manejaron en la previa, especialmente por el tema de la sede y el dinero a repartir, le dio luz verde a decenas de idas y vueltas donde nadie supo a ciencia cierta dónde se jugaría la finalísima hasta que sonó la campana del ultimo round. La pulseada política entre cordobeses y marplatenses se mezcló en una difusa nube de opiniones y protagonismos poco comunes, enfocados en dos puntales: lo económico y lo estructural. Hay material para un análisis exclusivo que escapa a este resumen de la serie. Salvadas las diferencias, donde el abanico de personas influyentes sorprendió al mundo del tenis, se inició el corto y complicado sendero organizativo. El reloj no dejó margen a nadie.

Mientras se realizaban los aprestos en ese aspecto, con muchísima gente que asumió la responsabilidad de renegar contra el cansancio -con la meta puesta en cerca de cuarenta jornadas de arduo trabajo-, comenzó otra loca carrera: las entradas. Sin conocerse hasta último minuto sus costos y cantidad de expendio, una semana antes de la recta decisiva salió a la venta una pequeña porción que generó el triste flagelo de la reventa y las especulaciones. Con valores oficiales exorbitantes, la corrida resultó inalcanzable para miles y miles de seguidores que nunca tuvieron acceso a un ticket.





• Dos momentos: en plena terminación de la cancha en el Estadio Islas Malvinas de Mar del Plata (arriba) y cuando el capitán español, Emilio Sánchez Vicario, pidio ver y "tocar" la superficie elegida: "Perfecta", dijo.


Por otro lado, antes de conocerse la baja del número uno del mundo, Rafael Nadal, los mismos jugadores argentinos pidieron una cancha rápida y techada; hacia ese objetivo se enfocaron todos. Pero imprevistamente, cuando ya no había manera de dar marcha atrás, el lunes 3 de noviembre, desde Manacor, España, Nadal confirmó su renuncia al Masters de Shanghai, afectado por una lesión en la rodilla. “Quiero recuperarme y estar listo para la final de Copa Davis que mi país jugará en Mar del Plata”, le dijo a los medios. Había abandonado los cuartos de final de París-Bercy el viernes anterior, cuando perdía 6-1 con el ruso Nikolai Davydenko, por una tendinitis de inserción del tendón cuadricipital en la rodilla derecha. “Si no juega en Shanghai llegará más descansado física y mentalmente a la Davis. Una de las razones para no ir es también esa. Si Shanghai fuera el último torneo de la temporada iríamos, claro, pero ir a Shanghai y quedar jodido para la final de la Davis no tiene sentido”, añadió Toni Nadal, su tío, anticipando la decisión que tomaría su sobrino.



• Las pruebas para medir el "pace" o ángulo del pique de la pelota a cargo de personal de la Federación Internacional de Tenis.


Desde entonces comenzaron las conjeturas sobre si realmente viajaría hasta nuestro país. La incógnita se reveló a las 15 (hora de la Argentina) del lunes 10 de noviembre de 2008: el mallorquín comunicó que no disputaría la serie debido a su problema físico. “Es un dolor que no puedo controlar”, dijo Rafa tras someterse a exámenes en Barcelona, supervisados por el médico de la Federación Española de Tenis (RFET), Dr. Angel Ruiz Cotorro.

¿Qué sucedió entonces? Que el equipo “B” español (con su plan también “B” según reconoció el capitán ibérico Emilio Sánchez Vicario) cobró un vigor extra, ya que tanto Fernando Verdasco (16º) como Feliciano López (31º) representaban, a priori, un medido riesgo en superficies veloces junto a David Ferrer (12º), que a pesar de estar en bajo nivel en ese instante, siempre supuso un escollo complicado para cualquiera.



• El arribo de la Copa Davis a Mar del Plata, trasladada desde Buenos Aires por el Grupo Halcón.


El balance de posibilidades dejó de ser positivo para los argentinos y bien puede decirse que se igualó, aún sin poner en el menú todo lo que pasó después. El reemplazante de Nadal fue Marcel Granollers (56º), con Santiago Ventura (121º) como sparring. Llegaron al país el viernes 14 de noviembre a las 10:55 y del aeropuerto de Ezeiza viajaron a Mar del Plata en micro especial. Al arribar, Sánchez Vicario se dio una vuelta por el estadio, para observar la cancha, que tocó con sus manos para comprobar la rugosidad. Era de noche y la visita solo sirvió para un rápido chequeo. Se sorprendió al enterarse que el equipo local no estaba en la ciudad (por el casamiento de Chela) y comentó que sus jugadores serían competitivos en esa superficie. Un año después, Feliciano López contó en el libro Enredados, de Sebastián Fest, que le preocupaba mucho más la gente: “Jugar en Argentina puede ser duro, muy duro”, dijo, aunque haciéndose fuerte con los consejos de su coach, Josep Perlas: “Te van a decir de todo, te van a intentar provocar, pero tú vas a aprovechar ese ritmo. Intégrate a ese ritmo, déjate llevar por él y relájate”, sugirió.



• El equipo argentino durante la ceremonia del sorteo para la final 2008 en Mar del Plata: Agustín Calleri, José Acasuso, Alberto Macnini (capitán), Juan Martín Del Potro y David Nalbandian.


La final se disputó entre el 21 y el 23 de noviembre de 2008 en el estadio Islas Malvinas de Mar del Plata. Estuvieron para los controles reglamentarios el sueco Stefan Fransson como árbitro general y los umpires Pascal Maria, de Francia, y Jake Garner, de los Estados Unidos; los horarios de las tres jornadas fueron las 13, 14 y 12 respectivamente y se utilizaron balls Head ATP Hard Court.

Por el lado nacional, los cuatro convocados fueron Juan Martín Del Potro (9º), David Nalbandian (11º), José Acasuso (48º) y Agustín Calleri (60º). ¿Por qué eligió Mancini el equipo que eligió? A horas nada más del inicio, hizo un rápido paneo a su decisión: “No fue muy fácil, porque una final en casa es la que todos quieren jugar. Había dos muy confirmados, como David y Juan Martín, y el resto estaba en condiciones similares, sin pasar por un buen nivel. Tenía que tomarme de algo para la decisión y así fue. Todos sienten que tienen que estar, pero el equipo se forma con cuatro. Mónaco y Cañas no quedaron contentos, pero es lógico que quien queda afuera esté herido. También Arnold Ker tuvo chances de entrar. Pero me decidí por Calleri y Acasuso porque técnicamente, para el dobles, Chucho saca bien y defiende bien su saque. Llegado el caso, con Calleri puede formar una muy buena pareja sin ser especialistas, pero tienen más armas para complementarse y si tienen que jugar singles, también pueden hacerlo bien. Además, ambos llegaban con una final de Copa Davis encima, y esa experiencia es muy importante”, aseguró.



• Un diario deportivo argentino le regaló esta bandera a Juan Martín Del Potro, firmada por los jugadores de fútbol de Boca Juniors. Lo acompaña Martín Jaite, otro hincha de ese equipo.


El lunes 17 de noviembre se sumó Del Potro a las prácticas. Acumulaba unas treinta horas de vuelo desde Shanghai, los efectos del jet lag (descompensación horaria o síndrome de los husos horarios) y los problemas en las uñas de los pies. Por esa razón fue el último en sumarse tras llegar al país el sábado anterior. Actuaron como sparrings Eduardo Schwank, el zurdo Mariano Puerta (para emular a Verdasco y López), Lucas Arnold Ker y los entrenadores Martín Jaite, Javier Nalbandian y Martín Rodríguez, conformando un clima estabilizado pero claramente dividido entre Nalbandian y Del Potro, que no practicaron juntos. El pico de fricción se produjo el miércoles por la noche, donde ambos tuvieron una discusión en los vestuarios, nada conveniente en la vigilia.



• Incertidumbre: Del Potro y su aductor izquierdo en el partido contra Feliciano López el primer día.


Se esperaba un recital de gran tenis pero terminó en una catarata de controversias y triste final para los argentinos. Primero sobrevino el viernes agridulce, con una soberbia presentación de Nalbandian contra Ferrer (6-3, 6-2 y 6-3), plagada de lujos y precisión absoluta. Con su indudable estirpe copera no le dio la mínima oportunidad a un rival cuya base es la garra y la regularidad. En una hora y cincuenta y nueve minutos el cordobés puso la serie en ventaja, inyectando confianza a todos. Nadie imaginaba, a esa altura, el drama que se viviría minutos más tarde. Del Potro atravesó su calvario: encaminado, dominando con lo justo a López, llegó al tie-break en el segundo set que se le escurrió en un santiamén con un desempate de 7 a 2. En ese instante apareció como un parcial normal, si se tiene como parámetro la relación servicio-superficie de ambos. Pero el grito de alerta llegó en el tercero, cuando nuevamente desembocaron en un tie-break que Del Potro perdió por 7 a 4, tras evidenciar una mengua en la intensidad de su poder de fuego.



• Intercambio de palabras de David Nalbandian y Alberto Mancini con el umpire francés Pascal Maria durante el primer punto.


Con los nubarrones merodeando, el argentino pudo recuperar un saque en el cuarto hasta que en el tercer game su aductor izquierdo colapsó. Se tomó la entrepierna, se sentó, lo atendieron el médico Miguel Khoury y el fisio Diego Rivas que, con gestos de gran preocupación, volvieron al banco sin buenas noticias. A la incertidumbre le siguió el drama, cuando el partido estaba muy cerrado (3-2 para el español), ya que Del Potro advirtió que su labor del fin de semana podía terminar allí. López colaboró con un ataque constante y certero, gran saque, mejor revés con slice para dificultar las devoluciones y pocas equivocaciones o errores no forzados. Demasiado. En esas condiciones, que puso a su favor, estuvo por encima del argentino a quien derrotó en tres horas y diecinueve minutos de juego por 4-6, 7-6 (2), 7-6 (4) y 6-3.

El dolor de “la torre de Tandil” finalizó con el pronóstico desalentador del médico oficial: una distensión de tres milímetros. También, en el principio del derrumbe colectivo e involuntario. Al unísono surgieron las voces de reclamo, las que apuntaron al viaje del tandilense a China. Una parte opinó que se debe tomar como un premio ganado legítimamente; otra, que tendría que haber elegido entre una cosa u otra. La respuesta, en el filo hilo que se sostiene, es exclusiva del protagonista, ya que nadie puede ni debe meterse en la mente, el alma (y el bolsillo) de quien nada en las aguas de un deporte profesional que no es grupal; decidir por un tercero y tratándose de jugar un Masters, no parece lógico.



• Fernando Verdasco habla con el capitán español en un cambio de lado del doble. Buscaba concentración, enfocarse.


El 1-1, incluso fuera de lo idealmente pensado, no dejó de ser aceptable dadas las circunstancias y tratándose de una definición tan cerrada. Pero... flotaba en el denso aire que se respiró en el Polideportivo la posibilidad de no contar con Del Potro el domingo. La frase de un periodista visitante reflejó el espíritu que se olía: “Estamos dos y medio a uno arriba” fue el comentario desafiante y crudo viendo más allá del árbol. Con ese panorama entró el doble nacional, que en las cuentas hechas de antemano siempre estuvo más del lado europeo. Así fue. Se hizo muy cuesta arriba. El público varió su postura: de la corrección y el ejemplo de la primera jornada pasó al insulto constante y al trabajo extra del umpire francés Pascal Maria, quien aplicó un par de advertencias. Sánchez Vicario lo expuso en la conferencia: “Ayer estuvo perfecto, hoy me desilusionó”. Lo malo, para nosotros, resultó que esas agresiones sirvieron de motivación para Verdasco, a quien la gente sacudió con decenas de “cobarde” o “maricón”, alivianando los términos realmente utilizados.

En ese escenario se movieron los cuatro jugadores, que funcionaron con pronunciados altibajos. Cuando Nalbandian elevó el nivel, lo bajó Calleri. Y lo mismo sucedió con Verdasco y López. Así llegaron a set iguales y un desempate bisagra que los españoles ganaron por 7 a 5. Los nuestros estuvieron 1-5 en el set, igualaron y contaron con una ventaja de 5-1 en la “muerte súbita” que no lograron acreditar. Allí, Calleri sirvió 5-4 y Nalbandian tiró ancha una volea que le había quedado servida, pegado a la red. Desmoralizados, los cordobeses cayeron en el cuarto a pesar de un arranque parejo (2-2) y la ventaja quedó para los visitantes: 5-7, 7-5, 7-6 (5) y 6-3.

Resultó un punto de inflexión sin vuelta atrás, que luego de tres horas y diecisiete minutos varió las fichas y, si se tratase de la “batalla naval” no hay dudas de que la frase para el barco nacional sería “tocado”, tal cual dijo Mancini en conferencia: “La serie está muy pareja, pero no hemos podido ganar un tie-break. Por momentos los cuatro estaban nerviosos. Creo que tenemos un poco de mala suerte. Y también puede pasar por la presión que sufrimos, que no la manejamos bien. Nos pesa un poco la final. Igual, creo que hay que seguir luchando y ya demostramos que jamás bajamos los brazos aunque estemos tocados”, afirmó. La eterna disyuntiva si Argentina debe conformar una pareja estable de dobles emergió la cabeza de abajo del agua, como siempre.



• El estadio Islas Malvinas en Mar del Plata, donde se montó la cancha para la final 2008. Se registraron innumerables problemas con las ubicaciones y gente sin entradas.


A la conferencia de prensa sólo fueron Calleri y Mancini, pues Nalbandian prefirió regresar al hotel. Ante su ausencia, el capitán explicó que el unquillense se sentía mal en lo anímico. La Federación Internacional de Tenis, siguiendo las reglas, le comunicó a la AAT que la multaría en diez mil dólares. En esos minutos posteriores a la culminación del encuentro se habló de una pelea en el vestuario entre los integrantes del doble local. Se transformó en una ola expansiva mediática, desmentida esa misma noche y causante de un choque entre la prensa y los jugadores, quienes negaron la versión. Finalmente, Nalbandian ofreció un conferencia el lunes siguiente, en el hotel donde se alojaba, pidiendo disculpas por ese desaire a los medios y explicando qué pensaba de la derrota y su futuro en la Selección.

El último día, con Del Potro descartado, Acasuso fue la opción de Mancini para intentar la igualdad-hazaña. Lo convocó por estar más armado mentalmente que Calleri, a quien la caída en el doble lo bajoneó bastante y a esa misión extrema y resolutiva marchó el misionero, como en Moscú 2006. Le tocó la peor parte de esta historia: ganar o ganar para seguir vivos. No venía bien si se analiza su temporada en el circuito y la velocidad de la superficie tampoco lo favorecía: “Me llevó un set y medio adaptarme a la cancha. Estuve durante dos semanas entrenándome de un solo lado, no tenía que moverme, no me desplazaba a buscar la pelota a los costados. Jugué apenas un set con David. Fue difícil adaptarme a correr en la cancha. Me enteré el sábado a la tarde, cuando Juan Martín probó y le dolía la pierna. No, no tenía ya tiempo de estar dos horas matándome y cansándome el día anterior al partido. Entre los nervios y la ansiedad era difícil jugar bien”, explicó Acasuso en el libro Enredados.



• La tensión del capitán argentino Alberto Mancini en un momento crucial. Lo escucha el capitán español, Emilio Sánchez Vicario.


Incluso con esos factores adversos, Chucho se colocó dos sets a uno a favor. Tanto él como Verdasco jugaron con vaivenes; a veces arriesgando, a veces con temor, siempre con la pesada carga de sus países en las espaldas. La tensión acumulada por Acasuso, condenado a la única opción del triunfo, le provocó una contractura abdominal y más tarde calambres en una pierna. Todo en el quinto set, que Verdasco ganó con amplitud, cuando Chucho ya no pudo resistir semejante presión, dibujando en la pizarra el marcador que bajó el telón: 6-3, 6-7 (3), 4-6, 6-3 y 6-1. Acasuso tuvo otra vez en su pellejo el destino de una final de Copa Davis y dejó lo que tenía para dejar, en una entrega total. Con todo definido, no se realizó el quinto punto. Es una opción que tienen los capitanes para cerrar la serie: cuando el primer singles del domingo se define el título, se disputa el quinto parcial si aquel partido terminó en tres sets. Si es en cuatro o cinco, puede evitarse la continuación.

Es obvio que con el resultado sellado la lluvia de críticas se transforma en moneda corriente, en cualquier deporte. Decir que el ciclo de Alberto Mancini fracasó es, como él mismo aseguró, una testimonio poco feliz. Pero no creemos que muchos piensen de esa manera, porque a las estadísticas, en estos casos, no hay con qué darle: “Luli” condujo a sus jugadores a dos finales, a unas semifinales y a un cuartos de final, nada mal por cierto. Tal vez se confunda frustración con fracaso.



• José Acasuso cuando pasó a comandar el quinto punto de la final: se puso dos sets a uno.


Las repercusiones de tantos días bajo apremio no tardaron en aflorar y “el caso Del Potro-Shanghai” tuvo sus rebotes. El coach del tandilense y excapitán de Copa Davis, Franco Davin, defendió las decisiones de su pupilo con declaraciones a Radio 10:

“Es muy difícil decirle a un chico de 20 años, que hizo tanto esfuerzo: al Masters no vas. Es el premio a todo el año, están los ocho mejores, es una experiencia de locos. A veces, la comunicación no es tan buena. Si Nalbandian le dijo algo cuando terminó la Copa Davis, no sé, por ahí si se lo hubiera dicho antes capaz que lo convencía. Esto era un equipo. Y si lo era, las cosas había que hablarlas antes, no después. Si se lo dijo después, me parece un gravísimo error”.

“Estuvimos un mes afuera; en tres torneos Nalbandian y Del Potro jugaron en contra y en ningún momento se habló del tema Copa Davis. Todo empezó cuando estaba dentro del equipo. Y cuando estás en el equipo no podés decir nada, hay un capitán que es el que tiene que manejar la cosa. David, incluso, dijo que si se clasificaba no iba, pero cuando tuvo chances dijo: 'Voy a ver qué hago'. Yo no sé qué hubiera hecho porque en definitiva no tuvo la posibilidad de decidir”.



• Una imagen que pocos vieron: mientras Acasuso peleaba el quinto punto contra Verdasco, Del Potro conversó con Nalbandian y Calleri, todos en el banco argentino.


“Juan le dijo a Mancini que, dentro de la velocidad, no quería una cancha tan rápida. Tuvimos una cancha más rápida de lo normal. Feliciano López rindió un poco más porque la superficie le iba perfecto. A Nalbandian le iba bárbaro. No hay mucho misterio: Juan es un tipo de dos metros y si la pelota pica y se arrastra, eso no lo va a potenciar, no se va a sentir cómodo. Le cuesta cuando le juegan con slice. ¿Si la cancha era lenta? No, no, qué va a estar lenta, si los españoles estaban felices con la cancha. Vos fijate que Del Potro tiene, estadísticamente, una de las mejores devoluciones del circuito y estuvo no sé cuántos games contra Feliciano sin tener un break point. La cancha estaba rapidísima. No sé qué pasó, no sé por qué no se puso una un poco más lenta. David juega bárbaro en esa cancha, pero también potenciamos a los españoles”.

Se perdió con España sin Nadal, pero España era en ese instante una de las potencias del tenis mundial. Acasuso, 48º del ranking de ATP, cayó con Verdasco, 16º, totalmente normal. ¿Si tenía que jugar Del Potro el domingo y no el viernes? Era una alternativa, tan válida como la ejecutada por el capitán. Pero no existieron diferencias pronunciadas en cancha, amén del Nalbandian-Ferrer, que nos favoreció y mostró al primero en toda su dimensión.



• El español Fernando Verdasco al obtener el punto decisivo para ganar la Copa Davis 2008. Venció a José Acasuso
por 6-3, 6-7 (3), 4-6, 6-3 y 6-1


Para dar otra muestra de hidalguía, la dotación campeona cantó “Argentina, Argentina” tanto en la cancha como en la cena oficial. Vinieron sueltos y jugaron sueltos. Sánchez Vicario armó un equipo casi perfecto sin Nadal; Mancini, el que pudo tras la debacle física de Del Potro, sin buscar excusa alguna en esta afirmación. En el “jaleo” de la lucha, los españoles, unidos al máximo, rindieron un 110%. Los malestares, en cualquier grupo, disminuyen los porcentajes de capturar las oportunidades válidas, telaraña en la que quedó atrapado el equipo argentino. Y la rapidez de la cancha, sin el número uno del mundo, ya no significó tanta ventaja como se suponía porque cambiaron abruptamente los parámetros.



• El equipo completo entró a la cancha para consolar a José Acasuso tras su derrota en cinco sets contra Verdasco.


En la Copa Davis hay un valor común que a lo largo de la historia contados tenistas explotaron a favor: el peso de ser la cara de un país. No pocas veces se lo compara con "defender la bandera", aunque no se trate de una guerra y parezca una apreciación exagerada que se puede o no compartir porque se trata de un deporte. Nalbandian, nadie lo puede negar, se entregó por completo en la cancha cada vez que representó al país. No hay reproches en ese aspecto. Las demás actitudes que afloraron en la última semana de noviembre de 2008, resultado de las instancias anteriores relacionadas con la gran final, forma parte de otro análisis, mucho más profundo y sincero de cada sector involucrado.

¿Secuelas? Luego de la final de 1981 se pensó que jamás los tenistas argentinos lograrían una actuación semejante. Pero en 2006 sucedió lo mismo, sin ser favoritos y obligando a un quinto punto en la fría Rusia, y ahora por tercera vez. ¿Por qué no soñar de nuevo?

Nota: el seleccionado argentino de tenis volvió a disputar una final mundial en 2011.



• Festejo español en la cena oficial de clausura, realiza en el hotel Hermitage de Mar del Plata.


Grupo Mundial - Final
España a Argentina 3-1
Polideportivo Islas Malvinas, Mar del Plata, Argentina, cancha dura (acrílico) indoor
21-23 de noviembre 2008

David Nalbandian a David Ferrer (ESP) 6-3, 6-2 y 6-3
Feliciano López (ESP) a Juan Martín del Potro 4-6, 7-6 (2), 7-6 (4) y 6-3
Fernando Verdasco/López (ESP) a Agustín Calleri/Nalbandian 5-7, 7-5, 7-6 (5) y 6-3
Verdasco a José Acasuso 6-3, 6-7 (3), 4-6, 6-3 y 6-1
Nalbandian vs. López no disputado por acuerdo entre capitanes



Nalbandian habló el día después

Cuando muchos de los periodistas acreditados ya habían regresado a sus casas o estaban viajando, David Nalbandian dio una conferencia de prensa en el hotel Costa Galana. Causó sorpresa su convocatoria pues todo lo que tenía que ver con Copa Davis ya había pasado y tomó mal parados a la mayoría de los medios. Pero se hizo y el cordobés, hablando pausadamente y con cierta tristeza, fue dando su punto de vista a todo lo ocurrido el fin de semana.

“Por como vivo la Copa Davis, me dolió mucho la derrota. Espero que podamos ser objetivos de lo que pasó este fin de semana. En definitiva son cinco partidos de tenis y los periodistas están para analizar los partidos y nosotros estamos para ganarlos. Por ahí no se mantuvo esa línea de lo que le toca a cada uno hacer”.

“Me molestó que pongan en duda si sigo en la Copa Davis. Más allá de tener diferencias con la Asociación, con la prensa, con la gente, con mi familia, con quien sea... Para mí es un honor representar a mi país. Voy a seguir defendiendo los colores de mi país, por mí y por la gente que es la que viene a alentar. Ojalá el próximo capitán me tenga en cuenta”.

“Les pido disculpas si no les di una nota, si no estuve en la conferencia de prensa... Por lo que sea. Yo soy un jugador de tenis, muy pasional por mi bandera. Y estábamos con mucha bronca con Agustín el sábado por perder. Entiendan el dolor que significa perder un punto tan importante en una serie final de Copa Davis. Estaba con mucha angustia y con mucha presión. Espero que puedan entender esa angustia”.

“Creo que el análisis es bueno. Si no hacemos el 'mea culpa' no podemos construir el futuro. Es cierto que una vez al año tenemos una reunión con Luli y que ahí los jugadores dicen si quieren estar en la Copa Davis, o si no quieren... Hay jugadores que no quieren jugar la Copa Davis y se lo han dicho a Luli. Es una elección personal y la comparto perfectamente”.

“A mí a veces me tocó agachar la cabeza y ponerme la bandera y venir a jugar. Me tocó venir a Mar del Plata. Acá vine, acá me entrené, acá jugué, acá me embolé por no haber ganado el fin de semana. Pero hubiera ido a defender la bandera a la Quiaca o a Ushuaia...”

“Te influye mucho la Copa Davis en el calendario. Porque no son solamente tres semanas. Yo después de Suecia terminé muerto. Estuve dos meses sin moverme en el circuito, hasta después de Wimbledon no me pude mover. Más todavía: hasta los Juegos Olímpicos no pude jugar. Lleva mucho más que tres semanas. Con Suecia jugué los tres días, terminé el domingo corriendo cinco sets, jugué en una pierna y dejé la vida”.



Una Copa junto al mar…

Vilas, premiado

-Antes del partido de dobles, Guillermo Vilas fue premiado por la FIT con el grado de “Excelencia en la Copa Davis”. Estuvieron en cancha, para entregarle el cuadro que lo acreditó como tal, varias glorias del tenis mundial como el francés Pierre Darmon, el español Manuel Santana y el australiano Neale Fraser, acompañados por el presidente de la Federación Internacional, el italiano Francesco Ricci Bitti.

Morea, con la réplica

-En la cena oficial el presidente de la AAT, el Ing. Enrique Morea, recibió de manos de su colega de la FIT, Francesco Ricci Bitti, una réplica de la Copa Davis, la misma que se llevan los jugadores en cada final.

Medios acreditados

-Se acreditaron 270 medios según este detalle: 190 nacionales; 60 internacionales; un total de 500 periodistas (35 de España) con medios de 22 países (España, Ecuador, Estados Unidos, Perú, Polonia, Italia, Francia, Alemania, Chile, Paraguay, Brasil, México, Uruguay, Holanda, Gran Bretaña, Venezuela, Rusia, Bolivia, Suecia, China, Colombia y Qatar).

Espectadores indignados

-Tres días antes de comenzar la final, y aún con los coletazos de los inconvenientes para conseguir entradas, un aficionado creó el blog de internet denominado “novanadiecontraholanda.blogsport.com” en señal de protesta. Su idea fue solidarizarse con todos los que no pudieron conseguir un asiento para la final al no poder acceder al sitio de venta online. Otros, subieron una página en internet como “petitorio oficial” para que la final se postergara hasta que el español Rafael Nadal estuviera en condiciones: “…con el objetivo de darle el lugar y el tiempo que sea necesario a la recuperación de la rodilla derecha del jugador, resentida por una tendinitis. Entendemos que esta solicitud, de ser aceptada, perjudicaría los calendarios previstos para el evento. Pero es nuestra obligación moral y deportiva hacerles llegar a ustedes la voz de todos aquellos que apoyaron esta causa y que creen que la historia de esta copa se merece una final apasionante” aseguró desde el sitio quieroganarleanadal.com.

El ojo de halcón

-Como en las anteriores dos finales de Copa Davis, en Mar del Plata también se utilizó el “Hawk-Eye” para chequear los piques por pedidos de lo tenistas. El promedio de cantos efectuados por los oficiales de cancha estuvo dentro de lo normal. Con un total de 32 cantos efectuados por los jueces de línea y donde el uso del Hawk-Eye fue requerido por los jugadores, hubo 20 aciertos y 12 errores lo que da un promedio del 62,5 % de aciertos. La cifra se encuadró dentro del rango habitual de 60/65 % que se venía experimentando con el uso del sistema. Fuente: FIT Hawk-Eye/ENAT 2008.

Escuelas de tenis, a probar la superficie

-El sábado 8 de noviembre de 2008 jugadores de diferentes escuelas de tenis marplatenses fueron convocados para que pisaran y jugaran en la flamante cancha montada en el Polideportivo. El objetivo fue que tuviera uso antes de la primera prueba del equipo argentino, prevista para el lunes siguiente. Se realizó en tres turnos, con 36 tenistas juveniles y un par de profesionales bajo la coordinación del profesor Federico Cardinalli, de la Escuela de Tenis de Horacio Zeballos.


© Copyrigth Eduardo Puppo - Prohibida su reproducción
Fotos: Sergio Llamera/slphotosports.com / Eduardo Puppo 2008





Volver a página principal
Acerca del autor
CONTACTO


ATAJOS RECOMENDADOS

INFO >>

Menores AAT
Seniors AAT
AAT Interclubes
AAT Area Amateur
AAT calendario nacional

WTA rankings
WTA calendario

ATP rankings
ATP calendario
ATP challengers
ATP cuadros y orden
ATP Champions Tour
ATP resultados archivo

ITF Women's/Futures

SCORES en vivo


SERVICIOS >>

Const. canchas
Accesorios
Prof. Alejo Russell
Tenis Argentina (TA)
Tenis Argentino
Tenis Registrado
EAPT
IDTC
Prof. Sudamericano
PTR
CIRCUITO TENIS (amateur)
Clubes Arg.
Reglamento ITF
Vocabulario
Tenis para ciegos ARG
ANUNCIAR Tenniscom.com

SOLIDARIOS >>

Fund. D. Nalbandian
Fund. Baccigalupo
Un techo para mi país

SITIOS INTER.
>>

Australia
Roland Garros
Wimbledon
US Open
FIT
COSAT
Copa Davis
Fed Cup
Club Internacional (CI)
Clubes Centenarios
Steve G (estadísticas)

SITIOS AMIGOS
>>

TENIS SPORTS
Fuebuena.com.ar
Revista GRIP
Vilas.com
Bud Collins
Primer Servicio
Blog de Maller
Tennis7
La legión argentina
Tiro Ganador
Tenis que no vemos
Segundo Saque
Te.Me.Na
Next Tenis
A Pleno Tenis
Tenis Digital
Tenis.com.ar
A Todo Tenis
Top Tenis
Teenis (menores)
Tenis en red
Diana Gabanyi
Ubitennis (español)
Planeta Tenis (español)
Tennisthis


FOTOS >>

Ron Angle/Beimages
(World Wide)
Mariano Abad
(Francia)
Sergio Llamera
(Argentina)
Fotosports
(Gran Bretaña)


ALGUNOS TWITTERS

@thetennisbase
@YASportsLAT
@sabatinigabyok
@AATenis
@Tenisports
@SegundoSaqueTV
@ZubiTennis
@christophclarey
@joseluisd
@unmoroenlacosta
@GuilleSalatino
@ccervino
@guillecapora
@MallerMarcelo
@gonbonadeo1963
@sebatorok
@marcelogantman
@QuiqueCano
@dannymiche
@pviola14
@marcos_z
@goitiatenis
@BATennisCom
@jorgeviale
@ArgentinaOpen
@sebastianfest
@Edu_sport
@TomasRodriguezC
@almoznychiche
@GimenezSole
@aleklap
@RevistaGRIP
@ETQNV
@FootFaultMgz
@LaLegionARG
@Diego_Hartfield
@picomonaco
@guillecoria
@JuanIChela
@delpotrojuan
@zabala7
@MinuMiniussi
@MJaite64
@christophclarey
@javifranatenis
@gastongaudio
@MVassalloA

© Copyright 1999-2016 - EP PRESS Argentina/Eduardo Puppo | Todos los derechos reservados | Fotos © Ron Angle / Miguel Angel Zubiarrain / Art Seitz / Sergio Carmona / Mariano Abad / Sergio Llamera / Tenniscom.com / Fotosports | AVISO LEGAL: nuestra política de contenidos (leer antes de utilizar el sitio)