/ Visitas
clocks for websitecontadores web
Historia/Anales del tenis

• Diferentes dibujos relacionados con el Jeu de Paume y el Royal Tennis, previos al tenis.


Antecedentes no del todo claros
El origen del tenis, ese conflicto

1ª ENTREGA

No es fácil imaginar cuánto se investigó y se escribió sobre dónde se dio el primer “raquetazo” más o menos similar a los que conocemos en la actualidad. Si se profundiza la búsqueda, periódicamente se generan nuevas versiones “escondidas” que remontan al origen de este movimiento deportivo más allá de fines de 1800, un punto de partida aceptado globalmente para ponerle un freno al florecimiento de “dueños de la verdad”.

De todas maneras, una de las conclusiones al respecto tiene asidero sostenible: el “espíritu” o el “alma” del juego que nos convoca posee antecedentes mucho más remotos. Y de ellos se maneja gran cantidad de pruebas, obtenidas de arcaicos grabados y obras de literatura donde se nombran actividades emparentadas físicamente con tenis. Por ejemplo, un mural en la entrada del sepulcro de Hathor, en el templo de Deir-el-Bahari en Egipto, de 1500 a. de C., con dos sacerdotes griegos atentos para tomar la pelota de su rey Thothmes III, es muy elocuente. O según lo escrito por Hieronymi Mercvrialis en su libro De Arte Gymnastica, de 1572, los griegos poseían al menos cuatro juegos de pelota: la pelota pequeña, grande, hueca e inflada.

Una actividad que fue importante en la historia de los pueblos, ya que aparece en gran cantidad de obras, mencionada como el pasatiempo favorito de los grandes estrategas. Uno de ellos fue Alejandro Magno, cuyo entrenador de pelota, Aritsónico de Caristo, hasta tuvo el honor de ser eternizado en una estatua en el muro de Temistocles. Lo instruia en el Pórtico del Partenón. O los griegos, pasándose una pelota por el aire a través de palos; los romanos, practicando diversos juegos con pelotas cubiertas de piel y rellenas de pelo de perro, catapultadas con la palma de sus manos; soluciones insólitas como cortarle a las esclavas griegas sus largas cabelleras para formar ovillos y usarlos como pelotas aunque con mínima elasticidad, remitiéndose muchas de esas prácticas a ceremonias religiosas en honor a la fertilidad o celebraciones militares.



• La obra "Serment du Jeu de Paume", de David, refleja el momento del juramento en la cancha de Jeu de Paume del Palacio de Versalles (a la derecha, una foto actual).


Ya entre los siglos XII y XIV se practicaba en Francia un juego llamado “Jeu de Paume” (juego de la palma de la mano, sin ningún otro elemento, donde los jugadores se untaban la mano con aceite y harina para evitar que la pelota resbalara), predilecto de seminaristas y monjes entre 1250 y 1650. Se descubrieron párrafos al respecto en escrituras eclesiásticas, dándole consistencia a la hipótesis de que fue practicado mayormente por religiosos franceses. También lo citan en poemas franceses y libros de historia como el juego de la “paume”, profesado por los dueños del poder como Luis X, el duque Carlos de Orleans, Francisco I, Enrique II y otros indicados con mayor precisión por los historiadores, como Jorge IV (1763-1830), Príncipe Alberto (1819-1861), Eduardo VII (1842-1910) y Jorge V (1866-1936).

Originalmente se jugó al aire libre pero cerca del siglo XIV también se desarrolló en salas cerradas denominadas “tripots”; igualmente el instrumento de pegada varió de forma constante, utilizándose guantes para proteger a la mano y, cerca de 1505, tras un breve paso por la pala de madera, aparecen las raquetas con un cordaje de cáñamo y tripa animal, lo que produjo una renovación en el juego que generó más adeptos todavía.

En Roma se jugaba al Ludus Pilae, según consta en libros editados en 1659, una disciplina derivada del antiguo juego griego Sphairistikè: la pelota se disputaba en el aire impulsada por la palma de la mano. La pelota vasca conserva un gran parentesco con aquellos formatos.

El Jeu de Paume y la Revolución Francesa

Un cuadro del pintor francés Jacques-Louis David (1748-1825) denominado el Juramento del Jeu de Paume (Serment du Jeu de Paume) refleja el compromiso de unión de los 577 diputados del tercer estado. Esa consigna -no separarse hasta dotar a Francia de una Constitución que hiciera frente al rey Luis XVI- se plasmó en un lugar muy relacionado con el futuro tenis. La reunión fue el 20 de junio de 1789 y, como los guardias no los dejaron entrar a la sala de los Menus-Plaisirs, lo hicieron en la cancha de Jeu de Paume del Palacio de Versalles -en la excapital de facto del reino francés- y de allí el nombre de tal juramento.

El texto fue leído por Jan Sylvain Bailly y votado por unanimidad, considerándose el inicio de la Revolución Francesa. Esa sala se denominada entonces “tripot”, construida en 1686 para que los miembros de la Corte se distrajeran jugando Jeu de Paume. Para celebrar el acontecimiento, los parlamentarios jacobinos encargaron la pintura un año más tarde, pero David apenas realizó el boceto, con las caras de los protagonistas en detalle, que fue terminado por sus discípulos alrededor de 1793.

Ver video Jeu de Paume (en francés)

Mayor organización

Las normas escritas del Jeu de Paume fueron publicadas en 1800 por el francés Pierre Barcellon, profesor del Rey de Francia, bajo el título “Regles et principes de Paume”, con la base del la versión “campestre”, habitual por entonces. Los acaudalados se adueñaron de aquella diversión de los pobres y la implementaron en sus palacios hasta excederse: lo convirtieron en un pasatiempo elitista, reservado para la nobleza, llegando a prohibirlo bajo pena de muerte para quienes no tuviesen “sangre azul”. Las pelotas eran extremadamente difíciles de fabricar, en forma artesanal, y contaban con un bote de gran calidad.

Se transformó en una pasión, en especial entre los parisinos, que llevó a normativas oficiales increíbles: en 1397, por ejemplo, se prohibió su práctica en la semana pues los aficionados dejaban de lado obligaciones laborales y familiares, fomentándose además las apuestas y las trampas en los partidos. Se autorizó a jugar solo sábados y domingos. Originalmente no había árbitros y, en el caso de contar con espectadores, se debía acatar la decisión del público ante una duda: opinaban y ¡se decidía el fallo! Tampoco estaba bien visto enojarse y debían cambiar de ropa luego de cada juego para hacerlo en la mayor pulcritud.

Se estima que alrededor de 1596 existían más de 250 salas de Jeu de Paume en París y gran parte de los investigadores consideran que Francia es el nexo más cercano con el tenis moderno. El juego se introdujo en Gran Bretaña en 1415, siendo, con seguridad, la chispa que cuatro siglos después generaría el gran movimiento del tenis.

Llegó a ser deporte olímpico, jugado por única vez en 1908, en Londres, donde el estadounidense Jay Gould obtuvo la medalla dorada, el británico Eustace Milles la de plata y el también británico Neville Lytton, el bronce. En el siglo XIII cayó en desuso en Francia y cobró fuerza en Gran Bretaña y los Estados Unidos, donde en la actualidad, junto a Australia, se practica de forma habitual.

El tenis aparece hasta en obras de Shakespeare, como en su libro “Enrique V” (1598), donde relata que en un contexto de gran tensión política, el Delfín de Francia le ofreció al rey de Inglaterra, como obsequio, unas “pelotas de tenis”. Indignado, el monarca respondió que cuando las raquetas golpearan esas pelotas, los hombres que las empuñaran estarían en Francia, cuya corona estaba en juego. “Entonces temblarán todos los courts de ese país”, aseguró, agregando que le digan al “príncipe encantador que su burla ha convertido sus pelotas en balas de cañón”.

El mismo autor vuelve a citar al tenis otras cinco veces, aunque menos desarrolladas: “El antiguo ornamento de sus mejillas rellena ahora las pelotas de tenis” en “Mucho Ruido y Pocas Nueces” (1599), o “...los ingleses deberán renunciar a su fe en el tenis y las medias altas” en “Enrique VIII” (1613), entre ellas. El filósofo hispano-romano Lucio Anneo Séneca (conocido por sus obras de tono moralista) adaptó un juego griego llamado “faininda” (cuyos rudimentos se utilizaron no hace mucho tiempo en lugares como Croacia, pero solo con el fin de rendirle culto a deportes milenarios), donde a través de una pelota se trataba de engañar al rival.

En otros escritos se mencionan los primeros formatos que podrían considerarse antepasados ciertos, y serios, del tenis. En Windsor, Felipe I de Castilla jugó tal vez el primer match internacional contra Enrique VII de Inglaterra, en 1505, tal cual se puede leer en documentos franceses de entonces. Se decía que el rey español usaba una “especie de raqueta” y le daba al rey inglés -que jugaba la “paume” con la mano- una ventaja de quince puntos.

En el libro Leviatán (o la materia, forma y poder de un estado eclesiástico y civil) del filósofo británico Thomas Hobbes, escrito en abril de 1651, se hace referencia al “tennis” un par de veces: “La destreza en hacer y mantener los Estados descansa en ciertas normas, semejantes a las de la aritmética y la geometría, no, (como en el juego del tennis) en la práctica solamente” y “Un hombre que hace sus negocios con la ayuda de diversos y prudentes consejeros, consultando con cada uno de ellos en aquello que entiende, es como quien utiliza buenos compañeros en el juego del tennis, colocándolos en lugares adecuados”. Habla a las claras que ya conocía muy bien este deporte y que, además, sabía que se practicaba también en formato de duplas.

Al bucear en la literatura se genera un gran conflicto para determinar a los precursores, con menciones que difieren conceptualmente (tennis, Jeu de Paume, etcétera), sin poder determinar cuándo realmente se comenzó a utilizar el término tenis sin que sea producto de traducciones o interpretaciones lejanas del origen.


Ver Historia/Anales - Entrega 1
Ver Historia/Anales - Entrega 2
Ver Historia/Anales - Entrega 3
Ver Historia/Anales - Entrega 4
Ver Historia/Anales - Entrega 5
Ver Historia/Anales - Entrega 6

© Copyrigth Roberto Andersen/Eduardo Puppo - Prohibida su reproducción
Fotos de uso libre de internet





Volver a página principal
Acerca del autor
CONTACTO


ATAJOS RECOMENDADOS

INFO >>

Menores AAT
Seniors AAT
AAT Interclubes
AAT Area Amateur
AAT calendario nacional

WTA rankings
WTA calendario

ATP rankings
ATP calendario
ATP challengers
ATP cuadros y orden
ATP Champions Tour
ATP resultados archivo

ITF Women's/Futures

SCORES en vivo


SERVICIOS >>

Const. canchas
Accesorios
Prof. Alejo Russell
Tenis Argentina (TA)
Tenis Argentino
Tenis Registrado
EAPT
IDTC
Prof. Sudamericano
PTR
CIRCUITO TENIS (amateur)
Clubes Arg.
Reglamento ITF
Vocabulario
Tenis para ciegos ARG
ANUNCIAR Tenniscom.com

SOLIDARIOS >>

Fund. D. Nalbandian
Fund. Baccigalupo
Un techo para mi país

SITIOS INTER.
>>

Australia
Roland Garros
Wimbledon
US Open
FIT
COSAT
Copa Davis
Fed Cup
Club Internacional (CI)
Clubes Centenarios
Steve G (estadísticas)

SITIOS AMIGOS
>>

TENIS SPORTS
Fuebuena.com.ar
Revista GRIP
Vilas.com
Bud Collins
Primer Servicio
Blog de Maller
Tennis7
La legión argentina
Tiro Ganador
Tenis que no vemos
Segundo Saque
Te.Me.Na
Next Tenis
A Pleno Tenis
Tenis Digital
Tenis.com.ar
A Todo Tenis
Top Tenis
Teenis (menores)
Tenis en red
Diana Gabanyi
Ubitennis (español)
Planeta Tenis (español)
Tennisthis


FOTOS >>

Ron Angle/Beimages
(World Wide)
Mariano Abad
(Francia)
Sergio Llamera
(Argentina)
Fotosports
(Gran Bretaña)


ALGUNOS TWITTERS

@thetennisbase
@YASportsLAT
@sabatinigabyok
@AATenis
@Tenisports
@SegundoSaqueTV
@ZubiTennis
@christophclarey
@joseluisd
@unmoroenlacosta
@GuilleSalatino
@ccervino
@guillecapora
@MallerMarcelo
@gonbonadeo1963
@sebatorok
@marcelogantman
@QuiqueCano
@dannymiche
@pviola14
@marcos_z
@goitiatenis
@BATennisCom
@jorgeviale
@ArgentinaOpen
@sebastianfest
@Edu_sport
@TomasRodriguezC
@almoznychiche
@GimenezSole
@aleklap
@RevistaGRIP
@ETQNV
@FootFaultMgz
@LaLegionARG
@Diego_Hartfield
@picomonaco
@guillecoria
@JuanIChela
@delpotrojuan
@zabala7
@MinuMiniussi
@MJaite64
@christophclarey
@javifranatenis
@gastongaudio
@MVassalloA

© Copyright 1999-2016 - EP PRESS Argentina/Eduardo Puppo | Todos los derechos reservados | Fotos © Ron Angle / Miguel Angel Zubiarrain / Art Seitz / Sergio Carmona / Mariano Abad / Sergio Llamera / Tenniscom.com / Fotosports | AVISO LEGAL: nuestra política de contenidos (leer antes de utilizar el sitio)