/ Visitas
clocks for websitecontadores web
Regresos

• El argentino Juan Martín Del Potro, en plena etapa de reingreso al circuito mundial luego de sus operaciones de muñeca.


El difícil arte del “comeback”
Me verás volver

El tenis, como tantos y tantos otros deportes, sufre de un dilema que ha causado estragos a lo largo de su historia: las lesiones físicas en medio de carreras estelares. Los ejemplos brotan en los últimos años, quizás estimulados por los súper calendarios, que no dan espacio para descansos prolongados. Y los tenistas, que evidentemente sacan dividendos deportivos y económicos de una actividad tan redituable como extenuante, muchas veces alzan su voz de protesta y amenazas de frenar con ese supuesto aprovechamiento de los promotores. Pero todo sigue.

Para tomar un caso testigo contundente, enfrascado actualmente por la polémica de un libro que abrió de par en par sus miserias, el del estadounidense Andre Agassi puede resultar el ideal: en 1997, sumergido en un mar de problemas personales, entre ellos rumores de separación de su esposa, la actriz Brooke Shields, que finalmente se concretó, el “pelado” comenzó a perder un partido tras otro. Como consecuencia inevitable, también cedió puestos en el ranking hasta quedar 141º (10 de diciembre de 1997). Fue cuando el oscuro mundo de la droga lo atrapó, según confesó en su libro "Open".

Pero yendo a lo meramente tenístico, Agassi tocó fondo y salió disparado hacia arriba de manera asombrosa: pasó de aquella posición “indebida” para su calidad a los top ten al año siguiente y al número uno del mundo, nuevamente, el 5 de julio de 1999. Ya lo había sido por primera vez en 1995. En el trayecto, se quedó con otros dos Grand Slams (Roland Garros y el US Open), sumando ocho en su “palmarés” y redondeando 60 títulos oficiales en individuales más una medalla dorada, en los Juegos de Atlanta 1996.



• El sueco Björn Borg hizo dos intentos de regreso, en 1984 y 1991.

Algo técnicamente parecido ocurrió el año pasado con la belga Kim Clijsters, que estuvo “fuera de circuito” por continuas lesiones, anunciando un prematuro retiro en mayo de 2007. En julio de ese año se casó con el jugador estadounidense de básquet Brian Lynch, con quien tuvo una hija en febrero de 2008. En su regreso a las canchas, en agosto de 2009, el circo femenino mostraba síntomas de flaqueza por falta de polos de atracción irresistibles. Entonces, ella encaró su reaparición y lo hizo con resto y como una reina: aprovechó un wild card y ganó el Abierto de los Estados Unidos, recibiendo el premio al lado de su hermosa hija Jada. Cuando levantó la copa, no planeó cosas para el futuro: “Quiero volver a casa y recuperar la rutina de la familia”, dijo.

Su compatriota Justine Henin, fatigada y desmotivada, se retiró el 14 de mayo de 2008 siendo la Nº 1 del ranking. Pero un día se levantó, le pidió a su coach, el argentino Juan Carlos “Tití” Rodríguez, que peloteara con ella para medir cuánto había perdido de “match-play” y se sintió bien: “Percibo que la llama está dentro de mí”, confesó, ya con nuevos deseos de competir. Entrenó y pasados 18 meses, a los 27 años, se plantó frente a la rusa Nadia Petrova en el debut de Brisbane, Australia, y le ganó por 7-5 y 7-5. Días más tarde perdió la final contra Clijsters, en un verdadero partidazo. Desbordante de alegría, aceptó el wild card en el abierto australiano donde fue finalista, cayendo con la estadounidense Serena Williams, la mejor del mundo. El tenis femenino había recuperado a uno de sus mayores talentos.



• El estadounidense Andre Agassi fue un caso-testigo para el tema: fue Nº 1, bajó al puesto 141º y regresó a la cima.


Lindsay Davenport también estuvo ausente un año al estar embarazada, en 2006, fruto de su relación con el banquero Jon Leach, hermano del tenista Rick Leach. La estadounidense, un mes después del nacimiento de su hijo Jagger, en junio de 2007, volvió en el torneo de New Haven jugando dobles y, días más tarde, ganó en Bali. Venció entre otras a la serbia Jelena Jankovic y a la eslovaca Daniela Hantuchova en la final. Terminó el año en el puesto 73º, nada mal pensando que apenas disputó tres torneos. En 2008 fue convocada para los equipos de Copa Fed y luego la atraparon problemas musculares que apenas le permitieron representar a su país en los Juegos Olímpicos en dobles. Ya en 2009, y como producto de su segundo embarazo (a los 32 años tuvo una niña, Lauren Andrus), prefirió permanecer apartada de las canchas.

En esta línea, la australiana Evonne Goolagong fue quien hizo punta: luego de tener a su primera hija, en mayo de 1977, reingresó a la competencia y ganó Wimbledon, en 1980, superando a la estadounidense Chris Evert en la final en dos sets.

Monica Seles, nacida en Yugoslavia, campeona de nueve “Majors”, fue una de las dos grandes rivales de la alemana Steffi Graf (la otra, Gabriela Sabatini). Pero aquel contrapunto tuvo un drástico final: en 1993, cuando Seles jugaba contra la búlgara Magdalena Maleeva (a quien le estaba ganando por 6-4 y 4-3), un espectador desequilibrado mentalmente, el germano Günther Parche, admirador ferviente de Steffi, le clavó un cuchillo en la espalda... El atentado cambió el curso del tenis en cuanto a seguridad, como puede verse actualmente, con medidas más extremas. Seles estuvo internada un tiempo y fuera de las canchas 28 meses. Volvió en 1995 ganando el Abierto de Canadá y muy pronto se topó nuevamente con Graf: jugaron la final del US Open, pero no pudo con su activa oponente, perdiendo en tres sets. En el '96 pudo reconquistar una corona de las máximas al obtener el Abierto de Australia. Sólo una lesión en un pie, en 2003, le dijo basta a su empecinado estilo, aquel de los golpes con ambas manos y gritos irritantes.



• Martina Navratilova anunció su retiro en 1994 y tuvo varios "comebacks" con éxito.

La gran Martina Navratilova, que luce orgullosa sus 167 títulos (18 individuales de Grand Slam), se retiró “por primera vez” en 1994. Y pegó la vuelta seis temporadas más tarde, en 2000, a los 43 años, jugando dobles en Madrid con la sudafricana Marian de Swaardt. Prolongó su estadía hasta 2003 e incluso se animó a disputar varios torneos de singles (fue cuando perdió dos veces contra la argentina Gisela Dulko). Su amor por el tenis la llevó a continuar a pesar de toparse con otra velocidad. A los 46, y luego de darse el gusto de estar en los Juegos de Atenas, dio su adiós definitivo.

Otra Martina, Hingis, soportó varias lesiones crónicas en los pies y se retiró en octubre de 2002, a los 22 años. La operaron y volvió a jugar en 2006: no alcanzó otra vez el número uno, pero la suiza ganó tres torneos de WTA y arribó al tercer puesto mundial, nada mal. Finalmente, en noviembre de 2007, y envuelta en un doping positivo por consumo de cocaína, se fue del tour aunque suspendida por dos años. Cierra este pequeño escalafón de reingresos femeninos la japonesa Kimiko Date, hoy en actividad con 39 años. La semifinalista de Roland Garros '94 y ex Nº 4, abandonó en el '96 porque no soportaba la presión profesional. Pero apoyada por su marido, el piloto de autos alemán Michael Krumm, tomó la raqueta otra vez en 2008. ¿Resultado? Ganó el torneo de Seúl el 27 de septiembre de 2009. Y se convirtió en la segunda más veterana en conseguir tal actuación, detrás de la eterna estadounidense Billie Jean King, que lo hizo a los 39 años, 7 meses y 23 días.

El sueco Björn Borg (número uno del mundo durante 109 semanas entre 1977 y 1981), causó estupor en el ambiente cuando desapareció de las canchas, a los 26 años, en parte por no estar de acuerdo con los organizadores del tenis mundial y la cantidad de certámenes a disputar. Viniendo del ganador de once Grand Slams, no resultó nutritivo para este deporte. Dos años después retornó fugazmente (en Stuttgart '84), pero el francés Henri Leconte lo eliminó en el debut por 6-3 y 6-1. En 1991, apremiado aparentemente por por dificultades económicas, realizó su segundo regreso: con nuevos modelos de ropa Fila pero la misma raqueta Donnay de madera, hizo su reaparición en Montecarlo, siendo eliminado por el español Jordi Arrese por 6-2 y 6-3. La idea de “iceborg” desembocó en un fracaso, porque no ganó ningún partido y tras perder 9-7 en el tercero contra el ruso Alexander Volkov, en Moscú 1993, dio por terminada su historia. Se dedicó al Senior Tour, ya con raquetas de nueva generación…

Guillermo Vilas es un tema aparte, ya que después de disputar su último Grand Slam (Roland Garros 1989, cuando perdió en el debut con el italiano Claudio Pistolesi), se alejó diez meses hasta que encaró giras de challengers más por pasión que por ambición. Los resultados fueron malos (entre Casablanca '90 y Pembroke '92 ganó 4 encuentros y perdió 25), pero mantuvo alimentado su admirable espíritu competitivo.



• Guillermo Cañas con una férula en 2000: volvió al año siguiente y pasó del puesto 231º al 15º.


El argentino Guillermo Cañas representa, si se quiere, el paradigma en este tipo de problemática. Distintas lesiones, desparramadas a lo largo de su vida deportiva, lo tuvieron a maltraer quitándole posibilidades cuando encaraba temporadas potencialmente excelentes. En 2000, una lesión en la muñeca lo hizo retroceder al puesto 231º del ranking. Pero en 2001 finalizó ubicado 15º, nombrado como el regreso del año por la ATP y Nº 1 del país. En 2002 ganó el Masters Series de Canadá derrotando a cinco grandes al hilo: Roger Federer (10º), Yevgeny Kafelnikov (5º), Marat Safin (2º), Tommy Haas (3º) y Andy Roddick (12º) en la definición.

Pero en 2003, otra lesión grave (fractura por estrés en la muñeca derecha), lo puso otra vez en “remojo”. Lejos de darse por vencido, Cañas retornó desde su 275º lugar en 2004, obtuvo tres torneos y culminó 11º del mundo, siendo suplente del Masters. En 2005 dio positivo tras un control antidoping en Acapulco que lo dejó afuera durante 15 meses, hasta septiembre de 2006. Cumplió la pena y retomó disputando challengers. Ya en el puesto 64º buscó más. Y lo encontró: en el Masters Series de Indian Wells derrotó al número uno, el suizo Roger Federer, el 11 de marzo de 2007. Y dos semanas después, lo volvió a eliminar, en Miami…

Un proceso relativamente similar desandó Mariano Puerta. El zurdo de San Francisco, Córdoba, convivió con lesiones y su asma, por el que dio positivo en 2003, al ingerir un remedio para su enfermedad. Fue suspendido nueve meses y de ser 18º del mundo recomenzó allá por el puesto 440º. Así, hasta llegar a la final de Roland Garros en 2005, donde perdió con lo justo contra el español Rafael Nadal. Pero el destino le tenía preparado un nuevo dolor de cabeza cuando disfrutaba de haber llegado a top ten: el control luego de la final parisina, dio positivo de etilefrina. La suspensión original, de ocho años, por reincidencia, fue reducida a dos. La reaparición fue en junio de 2007, ya con 28 años, en el challenger de Sassuolo, en Italia. Había desaparecido de las listas oficiales y se reinsertó en aquella fecha ubicado 1.087º. Desde entonces, su búsqueda por recobrar el nivel del '05 no llegó a buen puerto.

Se podrían agregar algunos otros casos, signados por los fantasmas del daño físico: Paola Suárez, Mariana Díaz Oliva y Clarisa Fernández son tres de las argentinas que convivieron con eso y sin embargo consiguieron extraordinarios pergaminos.

Para Juan Martín Del Potro, los capítulos se confunden entre alegres y penosos. Primero salió adelante luego de una lesión en la tercera vértebra lumbar, en 2008, mientras disputaba el abierto australiano. Estuvo dos meses con tratamiento y el remate feliz del cuento ya es conocido: al año siguiente obtuvo el US Open al vencer al suizo Roger Federer –el Nº 1– en la final. Pero tiempo después su peregrinaje por los quirófanos pareció no tener fin: tres operación de muñeca. En 2016 retomó el circuito con ranking protegido y se encuentra en proceso de reinserción, sin coach a la espera de despejar los nubarrones.

Finalmente, dos recuerdos sentimentalmente cercanos a los argentinos. Uno, José Luis Clerc, quien al caer sobre una claraboya, en un hotel francés en 1975, sufrió profundas heridas en una de sus piernas. Los médicos vaticinaron que no podría jugar tenis, pero “Batata” no sólo dejó atrás el mal momento de aquellos días juveniles, sino que logró ser el Nº 4 del mundo. Otro, el brasileño Gustavo Kuerten, con la cadera maltrecha, se operó e intentó con esfuerzo ser el mismo que antes, pero ni las ganas ni la calidad humana de “Guga” sirvieron de mucho: el triple campeón de Roland Garros y ex número uno del mundo, disputó su último partido profesional precisamente en el abierto francés, en mayo de 2008, cuando cedió en primera rueda con el local Paul-Henri Mathieu.

Se puede seguir buceando y encontrar muchas otras peripecias de tenistas envueltos en salidas y entradas al recorrido profesional. Por distintas causas y resultados, pero con un mismo argumento: el difícil arte del “comeback”. Eso sí, queda claro que no todas las segundas partes fueron buenas.

© Copyrigth Eduardo Puppo - Prohibida su reproducción
Foto: Sergio Llamera/slphotosports.com (Del Potro) / Lorenzo y Francisco Oliva (Borg) / Miguel Ángel Zubiarrain (Navratilova y Agaasi) / Eduardo Puppo (Cañas férula) / Ron Angle (Cañas juego)





Volver a página principal
Acerca del autor
CONTACTO


ATAJOS RECOMENDADOS

INFO >>

Menores AAT
Seniors AAT
AAT Interclubes
AAT Area Amateur
AAT calendario nacional

WTA rankings
WTA calendario

ATP rankings
ATP calendario
ATP challengers
ATP cuadros y orden
ATP Champions Tour
ATP resultados archivo

ITF Women's/Futures

SCORES en vivo


SERVICIOS >>

Const. canchas
Accesorios
Prof. Alejo Russell
Tenis Argentina (TA)
Tenis Argentino
Tenis Registrado
EAPT
IDTC
Prof. Sudamericano
PTR
CIRCUITO TENIS (amateur)
Clubes Arg.
Reglamento ITF
Vocabulario
Tenis para ciegos ARG
ANUNCIAR Tenniscom.com

SOLIDARIOS >>

Fund. D. Nalbandian
Fund. Baccigalupo
Un techo para mi país

SITIOS INTER.
>>

Australia
Roland Garros
Wimbledon
US Open
FIT
COSAT
Copa Davis
Fed Cup
Club Internacional (CI)
Clubes Centenarios
Steve G (estadísticas)

SITIOS AMIGOS
>>

TENIS SPORTS
Fuebuena.com.ar
Revista GRIP
Vilas.com
Bud Collins
Primer Servicio
Blog de Maller
Tennis7
La legión argentina
Tiro Ganador
Tenis que no vemos
Segundo Saque
Te.Me.Na
Next Tenis
A Pleno Tenis
Tenis Digital
Tenis.com.ar
A Todo Tenis
Top Tenis
Teenis (menores)
Tenis en red
Diana Gabanyi
Ubitennis (español)
Planeta Tenis (español)
Tennisthis


FOTOS >>

Ron Angle/Beimages
(World Wide)
Mariano Abad
(Francia)
Sergio Llamera
(Argentina)
Fotosports
(Gran Bretaña)


ALGUNOS TWITTERS

@thetennisbase
@YASportsLAT
@sabatinigabyok
@AATenis
@Tenisports
@SegundoSaqueTV
@ZubiTennis
@christophclarey
@joseluisd
@unmoroenlacosta
@GuilleSalatino
@ccervino
@guillecapora
@MallerMarcelo
@gonbonadeo1963
@sebatorok
@marcelogantman
@QuiqueCano
@dannymiche
@pviola14
@marcos_z
@goitiatenis
@BATennisCom
@jorgeviale
@ArgentinaOpen
@sebastianfest
@Edu_sport
@TomasRodriguezC
@almoznychiche
@GimenezSole
@aleklap
@RevistaGRIP
@ETQNV
@FootFaultMgz
@LaLegionARG
@Diego_Hartfield
@picomonaco
@guillecoria
@JuanIChela
@delpotrojuan
@zabala7
@MinuMiniussi
@MJaite64
@christophclarey
@javifranatenis
@gastongaudio
@MVassalloA

© Copyright 1999-2016 - EP PRESS Argentina/Eduardo Puppo | Todos los derechos reservados | Fotos © Ron Angle / Miguel Angel Zubiarrain / Art Seitz / Sergio Carmona / Mariano Abad / Sergio Llamera / Tenniscom.com / Fotosports | AVISO LEGAL: nuestra política de contenidos (leer antes de utilizar el sitio)